domingo, 13 de mayo de 2007

Se te ponen los pelos de punta, te olvidas de todo lo malo que antes te preocupaba y lo único que piensas es en lo afortunado que eres por ser del Real Madrid... Todo lo que has sufrido estos últimos años, todas las temporadas en blanco, todas las decepciones pasan a un segundo plano y solo recuerdas los buenos momentos.
Al fin puedo sentirme orgulloso de ser Madridista, y de no haber dejado de serlo durante todo este tiempo. Al fin vuelvo a estar ilusionado y empiezo a dejar de pensar en que solo iba a amargarme por ver el fútbol...
A ver que tal acaba la temporada, a ver si ganamos la liga y podemos volver a Cibeles, pero la verdad es que si no la ganamos no pasa nada, con los buenos momentos disfrutados últimamente viendo los partidos tengo suficiente.

1 comentario:

Blanca dijo...

Acabas de reflejar fenomenal el sentimiento madridista. Así se habla XD


(He visto la dirección de tu blog en tuenti, ¡me ha gustado mucho!)

¿Qué si me importa que me escriban comentarios?

Al revés, todo lo contrario, me anima el saber que hay alguien a quien, inexplicablemente, le gusta lo que escribo.