lunes, 21 de mayo de 2007

Intenta ser agradable con todo el mundo, sonreir, decir palabras amables, en definitiva contribuir a hacer el día a día de la gente que te rodea más ameno y llevadero.

Da igual que sean camareros, conductores de autobus, señoras de la limpieza, compañeros familiares o profesores...¿Peloteo? Es la única oportunidad que tenemos a diario para cambiar el mundo, ¿No la vas a aprovechar?
¿Qué si me importa que me escriban comentarios?

Al revés, todo lo contrario, me anima el saber que hay alguien a quien, inexplicablemente, le gusta lo que escribo.