domingo, 1 de abril de 2007

El Club de la Lucha

Acabo de terminar de ver esta película y me ha parecido muy buena... Me ha encantado, tiene frases increibles pero sin duda me quedo con la escena final de los edificios derrumbandose y la cancion de Where is my mind? de Pixies... Se que es una película un tanto extraña, que puede resultar agobiante pero, a falta de meditación (acabo de terminar de verla hace apenas 30 segundos) me parece que tiene algo que te hace pensar, que te hace replantearte la vida que esta sociedad, extremadamente consumista, nos intenta imponer día a día convirtiendonos en simples marionetas... Obviamente nunca llegaría al extremo que muestra en la película pero no me importaria ser un poco como Tyler, pero siendo más humano, teniendo ese corazón que tiene Jack..

Bueno, pongo algunas frases de la pelicula que me han gustado:

Primero las Reglas del Club de la Lucha:

  1. La primera regla del Club de la lucha es: Nadie habla sobre el Club de la lucha.
  2. La Segunda regla del Club de la lucha es: NADIE habla sobre el Club de la lucha.
  3. La tercera regla es: La pelea termina cuando uno de los contendientes grita "alto", pierde la vertical o hace una señal.
  4. La cuarta: Solo dos personas por pelea.
  5. La quinta: Solo una pelea a la vez.
  6. Sexta: Sin camisa y sin zapatos.
  7. Septima: Cada pelea dura lo que tiene que durar.
  8. Octava: Si esta es tu primera noche en El Club de la lucha... entonces TIENES que pelear.

La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco nos hemos dado cuenta y estamos, muy, muy cabreados.

Unicamente cuando se pierde todo somos libres para actuar.

Lo que posees acabará poseyéndote.

Tienes que saber, no temer, saber que algún día vas a morir, y hasta que no entiendas eso, eres inútil.

¿Qué si me importa que me escriban comentarios?

Al revés, todo lo contrario, me anima el saber que hay alguien a quien, inexplicablemente, le gusta lo que escribo.