martes, 18 de junio de 2013

Inmadurez


... buscas la felicidad como si dieses palos de ciego y, mientras tanto, en esa busqueda desesperada destrozas y rompes elementos vitales para lo que estás buscando. Menudas paradojas tiene la vida...

Se me ocurren pocas cosas más tristes que el ver, en tercera persona, a alguien en esa busqueda, desesperada y angustiosa, de un camino en el que ser feliz.

Últimamente me doy cuenta de la cantidad de gente en esta situación, de gente que decide que tiene que "inmadurar". Y es muy patético ver a alguien inmaduro con 25 años.

¡Despierta! ¡Está en tu mano "volver" a madurar!

¿Qué si me importa que me escriban comentarios?

Al revés, todo lo contrario, me anima el saber que hay alguien a quien, inexplicablemente, le gusta lo que escribo.