martes, 15 de diciembre de 2009


  • Feliz por... haberte conocido.
¿Qué si me importa que me escriban comentarios?

Al revés, todo lo contrario, me anima el saber que hay alguien a quien, inexplicablemente, le gusta lo que escribo.